<$BlogRSDUrl$>

A través de esta investigación buscamos saber si esa la tv generadora de modelos sociales o si es un reflejo de los modelos sociales actuales.Este proyecto nos sirvió para enriquecer nuestro conocimiento como asi también para lograr nuestro objetivo,crear en los televidentes el hábito de interpretar de manera crítica y objetiva los mensajes transmitidos por este medio de comunicación masiva tan importante actualmente.

Thursday, November 20, 2003

PROYECTO DE INTERVENCIÓN SOCIO-COMUNITARIAS
LA TELEVISION COMO GENERADORA DE MODELOS SOCIALES

Investigadores:
- Bernales, Violeta
- Centeno, Jimena
- Giancola, Luciana
- Sefair, Ana Laura


Profesores:
- Prof. Celan Viviana
- Prof. Gomez Silva Marcela
- Prof. Montero Paula


A nuestros padres por su apoyo incondicional y a las profesoras por guiarnos en nuestro trabajo.

PROBLEMA IDENTIFICADO

Los medios masivos de comunicación son hoy una ventana a través de la cual podemos informamos de nuestra realidad.

Los mismos informan creando de este modo un conjunto de ideas y nuevos puntos de vista. Estos últimos tienden a imponer valores dentro de una sociedad. Para evitar la imposición de valores, ideas, conductas; es necesario aprender a tomar e interpretar de manera crítica y objetiva el mensaje transmitido. Es por eso que nos parece necesario investigar sobre el mensaje que transmite de la television, y conocer siest crea modelos sociales, o es mas bien, un reflejo de nuestra sociedad actual.


OBJETIVOS

• Comprobar desde nuestra investigación si la televisión es o no un reflejo de los modelos sociales actuales.
• Determinar si la televisión crea modelos sociales
• Apreciar los valores que se transmiten
• Conocer efectos de la televisión en el publico
• Comprobar si la televisión como medio de comunicación muestra la realidad.
• Desarrollar una visión critica y objetiva a los televidentes en la sociedad.
• Mostrar el proyecto en una escuela.

FUNDAMENTACION

En la actualidad los medios masivos de comunicación hoy, son una ventana al mundo. A través de ellos podemos informarnos no solo de lo que pasa a nuestro alrededor, sino de otras realidades a las que seria muy difícil de conocer de otro modo.

Los medios informan y opinan permanentemente, creando de este modo confrontación de ideas y creación de nuevos puntos de vista. Estas nuevas ideas que nacen tienden a imponer valores en forma generalizada dentro de una sociedad. Para evitar la imposición de antivalores es necesario aprender a tomar e interpretar de manera critica y objetiva el mensaje trasmitido por los medios de comunicación, ya que en algunos casos la objetividad del mensaje queda amenazada por los intereses de los canales.

La comunicación de masas es el término que se le asigna al tipo de comunicación que busca llegar a una gran cantidad de receptores a través de canales como la prensa, TV, cine, radio, afiches, etc.

Aunque la característica principal del receptor de los mensajes masivos es la cantidad, mas que un numero preciso; se considera comunicación masiva cuando son tantos que el emisor no puede interactuar cara a cara con su receptor. Como consecuencia de esta imposibilidad que presenta el público masivo, su anonimato, el emisor no conoce a su destinatario.

Desde el punto de vista de los miembros que componen el publico masivo, se dice que es heterogéneo, en tanto esta compuesto por individuos que se diferencian entre si por edad, sexo e intereses. Desde la perspectiva del emisor, se considera homogénea, ya que el mensaje no esta destinado a individuos particulares sino al conjunto.
Sin embargo, en muchos casos los mensajes de los medios masivos de comunicación apuntan a un sector específico de la sociedad. En la jerga de los especialistas en comunicación colectiva, a este destinatario específico se lo denomina blanco.

Los primeros estudios sobre comunicación, muchos de ellos surgidos en el contexto de las dos grandes guerras y con el consecuente temor de los totalitarismos, presuponían que los medios masivos de comunicación provocaban efectos inmediatos en el público. De acuerdo con esta teoría, conocida como teoría hipodérmica cada miembro del publico de masas es “atacado” personal y directamente por el mensaje y de ese modo puede ser controlado o inducido a actuar de un modo determinado.

Otra hipótesis sobre la comunicación, de las más importantes de los estudios contemporáneos, es la que se conoce como agenda-setting. Según esta formulación el público tiende a incluir, excluir y jerarquizar en sus propios conocimientos de la realidad aquellos que los medios de comunicación incluyen, excluyen y jerarquizan en sus mensajes. De acuerdo con esta teoría la comprensión y el conocimiento que la gente tiene de la realidad son condicionados y modificados por los medios masivos de televisión.

Para comprender esta hipótesis basta pensar que, salvo los aspectos que conocemos por nuestra experiencia inmediata casi todos los hechos de la realidad llegamos a conocerlos gracias a la información que recibimos a través de libros, diarios, revistas o televisión.
En conclusion, resulta interesante conocer los mensajes transmitidos por la television ya que la influencia que ejerce sobre las personas, es mucho mayor que la de cualquier otro medio.
COMUNICACIÓN MASIVA Y CONOCIMIENTO DE LA REALIDAD

Los desarrollos posteriores en el estudio de la comunicación demostraran la ingenuidad de este supuesto. En especial, porque pondrán en evidencia que quien recibe el mensaje no es un sujeto vacío, sin experiencia, conocimiento o valores previos. Por el contrario, el receptor es un sujeto con una cultura determinada, con experiencias propias y con sus propios criterios, valores y gustos. Estos aspectos condicionan la manera en el que el destinatario interpreta el mensaje.

Por otra parte, el destinatario no recibe un único mensaje, sino una multiplicidad, a veces incluso en forma simultánea; que proviene de diferentes emisores.

COMUNICACIÓN Y TELEVISIÓN
La televisión se ha extendido por todo el mundo; los satélites de comunicaciones permiten transmitir programas de un continente a otro y enviar acontecimientos en vivo a casi cualquier parte del mundo. La grabación en video también a revolucionado la capacidad de almacenamiento recuperación y transmisión de la información.
COMUNICACIÓN Y CAMBIO CULTURAL

A lo largo de la historia los medios de comunicación han ido avanzando en paralelo con la creciente de los pueblos para configurar su mundo físico y su creciente grado de interdependencia.
La diversidad e importancia de las funciones atribuidas a la televisión consagraría, además la idea, bastante difundida, que atribuye al medio propiedades causales directa y determinantes, casi irresistibles a la formación consciencia, de las conductas sociales, de la conducta nacional, de la opinión publica, de consumo, etc. En cualquier caso esta demostrado que los medios de comunicación influyen a largo o corto plazo, de forma sutil y subliminal, pero decisivamente.

A esta tecnología de la TV y a su poder de disolver, a la larga, problemas políticos; podemos hablar entonces de una ‘etapa de socialización superior’ donde los medios serán los instrumentos para superar las etapas evolutivas hacia una existencia tribal en la aldea “global”.

Ni tan poderosa, ni tan anodina, la TV sin duda juega un rol importante sobre la visión del mundo social y opera cambios fundamentalmente definidos por el nuevo lenguaje que introduce a la sociedad, por el discurso audiovisual que reproduce, por el tipo de conocimiento que produce y la forma que lo hace, nos esta transformando la sociedad de cultura libresca en sociedad de cultura audiovisual y de imagen. Es entonces, el medio introducido y aceptado en nuestra cultura el que produce efectos nuevos en ellos.
EFECTOS SOCIALES DE LA TELEVISION

Existe una considerable controversia acerca de los efectos, sociales o no, de la TV. Uno de los efectos más importantes ha sido producir polémica y preocupación. La TV no ha sido el primero de los medios de comunicación de masas que ha motivado preocupaciones pero, a pesar de estar admitido, la TV, actuando como debe (en un contexto socio-politico-cultural) no ha podido desarrollar su plena capacidad.

Además aun existen quienes tienen sueños utópicos y creen ver la solución a los complejos problemas sociales, educativos y económicos en el desarrollo de la tecnología electrónica. Recordando, por supuesto, que desarrollo no significa uso. La tecnología esta presente pero cualquier predicción acerca de los usos y efectos de los medios debe ser temperado a la luz de las realidades sociales, económicas y políticas. Los instrumentos televisivos formulan y desarrollan planes de acción y transmiten sus programas en el contexto de sistemas sociales. La gente ve y reacciona a partir de tendencias que se desarrollan en dicho sistemas.

Sin embargo la controvercia acerca de los efectos y la capacidad de la televisión no queda limitada a los denominados efectos antisociales.

Concretando, estemos o no preocupados por efectos de violencia y agresividad televisiva, la libre transmisión de información, la frivialización, despersonalización, empobrecimiento afectivos, presentación de estereotipos relacionados con estructuras ocupacionales y minorías étnicas o por el papel de la televisión en el desarrollo nacional o promoción del entendimiento; debemos estudiar las operaciones de los medios dentro del mas amplio contexto social, político o económico, no de forma aislada.

La compra de aparatos de TV, los patrones de visión diaria, los cambios en el ocio, los impactos y reacciones inmediatas, las nuevas perspectivas para comunicaciones de carácter político, el establecimiento de cursos en las escuelas para la apreciación de los medios, los avances en la información y el conocimiento, los cambios en las actitudes, valores y comportamientos (y la lista no es exhausiva), han sido discutidos como efectos de la televisión.

Cuando la TV se introduce en la sociedad se convierte en una actividad ociosa de carácter individual más popular y tiende a reorganizar los esquemas generales del comportamiento ocioso.

No es sorprendente que las actitudes marginales y carentes de organización sean los primeros en sufrir las consecuencias. El tiempo que se emplea en ver la televisión tiene que ser detraido de otras actividades y aquellas que se sacrifican con menor esfuerzo tienden a ser los que la gente cree que satisfacen las mismas necesidades que la televisión pero en forma menos efectivas. Las actividades de funcionalidad similares tienden a ser reemplazadas. Las actividades de funcionalidad diferente no.

Otros ven otra clase de efectos: cambio de una cultura de tradición oral en la que el conocimiento y las costumbres se transmitían de generación en generación a una cultura de palabra hablando, nueva concepción del tiempo medido antes por el movimiento del sol o luz, reflejado en las horas de programación o hasta los mismos programas. Como efecto de esto una nueva organización de las horas de trabajo. La iglesia reconoce efectos como aumento en factores de comunión y contribuyen a la integración, como así también a la expansión y democratización de la cultura. Especialmente en el esparcimiento de conocimiento de la vida y el mundo a gente aislada, por el estímulo visual auditivo.
Se suman afirmaciones que destacan a la televisión como creadora de valores y modeladora de opiniones, atribuyéndole una fuerza emocional que la constituye en arma política y de impacto imprescindible en la defensa de las propias ideas y temible cuando se enuentra en manos de opositores y como agente de socialización política y, por ende, generador o aceterador de situaciones en la sociedad (situaciones como de crisis, continuidad, conflicto, concertación, desequilibrio, estabilidad, angustia o esperanzas sociales, etc.).

El uso de la televisión con fines educativos ha dado lugar a miles de especulaciones acerca de sus consecuencias. Por otra parte se espera que la televisión produzca cambios revolucionarios (que de hecho los está produciendo) en la práctica educativa que ayudarían a resolver las necesidades de educación en un futuro cercano. Sin embargo, por otro lado, se la considera como inútil, tramposa, antieducativa y destinada a un rápido desgaste. Se la ve, como la llave de la educación del futuro, o bien como una etapa en el abandono de los valores tradicionales de la educación.

Las actitudes mas frecuentes, entre los extremos, son una mezcla de aprobación cautelosa y escepticismo. Sobre la base de estos puntos de vista, la televisión ha logrado introducirse, aunque en forma limitada, en el sistema educativo.

Se espera que la acción educativa y socializadora que incumbe a la televisión responda, en la mayor medida posible, a las necesidades de desarrollo de la sociedad y que sea tratada como un bien social.

Incluso así se sigue viendo a la televisión como un privilegio y alarma que los hallazgos de las investigaciones han logrado hacer desaparecer.

Al principio la extensión de la televisión fue objeto de un análisis de “efectos”, “impactos”e influencia directa de los estímulos cada vez más numerosas sobre los individuos y grupos; y se hablaba de una “acción educativa” con respecto al desarrollo y comportamientos que se diferencian por las condiciones psicológica, intelectual, social y cultural de los individuos que están expuestos a ellas.

Por ello existen cientos de razones para tomar en serio la imagen de la televisión como todopoderosa, tanto para bien como para mal.

La posibilidad de que los aspectos importantes de la televisión no se puedan exteriorizar o que no hayan sido apreciados plenamente o medidos se hace presente.

Las consecuencias a largo plazo de la participación de la televisión en instituciones educativas o para su práctica pueden llegar a ser más significativas de lo que la televisión y otros medios de comunicación parecen indicar. Por eso las creencias de acerca de la televisión y de su impacto por parte de maestros, alumnos y sociedad, afectarán fuertemente las reacciones respecto a ellas y gobiernan el grado en que se adoptan como sus efectos.

Por ello llegamos a la conclusión de que es muy necesario estudiar el posible impacto de la televisión sobre la educación y buscamos investigar y resolver más facilmente las cuestiones relativas al uso de la televisión.


2.1.1 .¿Que son los indices de audencia?

Son diferentes tipos de mediciones efectuados con el fin de determinar la audencia de un programa de radio o televisión.

Estos últimos años la competencia en la televisión ha tenido la necesidad de crear sistemas eficaces para medir la audencia, se pasó del panel postal a las encuestas y hoy en día los audiometros son los que precisan los cambios que realizan los televidentes. Hay 2 tipos de audiómetros: el casero (detecta los receptores encendidos), el activo (hay un censor encendido que muestra lo que la persona utiliza).


2.1.2. El espectáculo informativo

Aquí se utilizan todas aquellas técnicas para crear un programa de televisión, esto va desde la escritura del guión, los presupuestos, el diseño, el personal contratado, e incluso los ensayos.

Hay programas de ficción, que son sobre todo las comedias, las series y películas, miniseries, etc. Los de no ficción como concursos, debates, noticieros, magazines y también la TV en directo, generalmente deportes, entrega de premios, testimonios o debates.

La selección de los noticieros depende del criterio de espectacularidad. Una de las formas más eficaces consiste en la narrativización de las noticias, en el drama que presenta, en el conflicto y su estructura. Hay otros recursos como el sensacionalismo y lo morboso, la presentación, la música, montaje, cámara, etc.

El que los noticieros presenten un gran espectáculo, es un recurso de doble filo ya que le otorga mayor interés y esto motiva a la tribalización y a la superficialidad y así puede llegar a perder profundidad y complejidad, la noticia en cuestión.


CONCLUSIÓN

Al inicio de nuestro proyecto nos planteamos interrogantes sobre la televisión, qué mensajes transmitia a la sociedad, y si esto que transmitia, entre estos, valores, ideas, modelos de vida, influía sobre las personas y hasta imponiendo un estilo de vida determinado. Nos preguntábamos si la televisión llega a tener un manejo de la realidad, creando en la gente una idea de que todo lo que pasa en la televisión es real. Pero, pudimos comprobar por medio de nuestra investigación, que el conocimiento y comprensión que la gente tiene de la realidad son condicionados y modificados por la televisión.

De todos los interrogantes que nos planteamos surgió si la televisión es creadora de modelos sociales o es un reflejo de la sociedad actual. Por medio de nuestro marco teórico pudimos comprobar que, en su mayoría, la televisión es creadora de modelos sociales, esto se ve reflejado en la teoría que afirma que la televisión es el medio de comunicación masiva que más influye en la sociedad creando diversos puntos de vista con respecto a la programación no de manera crítica sino vacía.

Sin embargo, en muchas ocasiones es el público el que se encarga de mantener en pantalla los diferentes programas, lo cual ha sido comprobado por medio de las respuestas de los encuestados y entrevistados. Y también, fue comprobado, por la programación que se observa diariamente, y en programa como los reality shows, queriendo superar la falsedad y aparece como una realidad de personas normales con problemas corrientes.

Nuestra sociedad consumista absorve todo ello generando diversidad de opiniones con respecto al tema. Podemos decir que aquellos programas que han surgido en los últimos tiempos han demostrado la poca legitimidad de la realidad y la subjetividad de los mensajes. Cabe destacar que nuestra intención es generar en los televidentes una visión crítica y objetiva, interpretando el mensaje de la televisión de una manera analítica.

Gracias a este proyecto pudimos aprender la mirada que debemos tener hacia la televisión cuando nos quiere dar un mensaje, y pudimos descubrir, que la sociedad no esta consciente de esto, y se deja llevar por las propuetas tentadoras de la televisión, con respecto a la forma que debemos vivir, que consumir, que pensar, y principalmente cuanto saber de la realidad que nos rodea.



This page is powered by Blogger. Isn't yours?